Palabras

Ejemplos de oraciones con la palabra huevo

Lista de frases en las cuales se puede ver cómo se usa la palabra huevo en el contexto de una oración.

Término huevo: Frases

Si quieres ver ejemplos de uso de la palabra "huevo" aquí tienes una selección de 22 frases y oraciones donde se puede ver su aplicación en un texto.

En cada una de las frases aparece resaltada la palabra huevo para que la puedas detectar fácilmente.

Para evitar saturar nuestro sistema sólo se mostrarán un máximo de 100 frases por palabra.

  • Ii Un huevo crudo.
  • ¿Quién era la del huevo?
  • Replicó mostrándoselo Un huevo.
  • ¿Para qué se mete a buscarle el pelo al huevo?
  • Pero se me parecía como un huevo a una castaña.
  • Se comía el huevo, y te ofrecía y tú participaste.
  • La garza allá en las nubes, de color de yema de huevo.
  • Voy a llevarte a la barbería y a raparte la cabeza, dejándotela como un huevo.
  • Pero el valor que yo concebía era tan parecido a la barbarie como un huevo a otro huevo.
  • He aquí los hombres divididos sobre una cuestión tan nimia como esta de aplastar una cáscara de huevo.
  • Anoche pensé en ellas, y aun soñé un poquitito con la del huevo crudo y la tía y el mamarracho del tío.
  • Lo que es cacarear, cacareaban como descosidas, indicio evidente de que andaban en tratos de soltar el huevo.
  • Y uno de estos amigos, al subir la escalera de piedra, encontró una muchacha que se estaba comiendo un huevo crudo.
  • El chinito, con su bigote negro afilado y sus ojos torcidos, llevaba en la mano un huevo de avestruz, pintado de rojo.
  • Y allí era el mirar huevo por huevo al trasluz, el sopesarlos y el hacer mil comentarios sobre su probable antigüedad.
  • Feijoo no tomaba más que un huevo pasado y después chocolate, porque su estómago no le permitía ya las cenas pesadas.
  • ¡Un huevo crudo! Con mucho donaire, la muchacha se llevó a la boca por segunda vez el huevo roto y se atizó otro sorbo.
  • Se iba a ver el nido, se advertía en él suave calorcillo, se distinguía la paja prensada señalando en relieve la forma del huevo.
  • Pero en sus horas de soledad se adormecía con aquella idea y la trabajaba, batiéndola, como se bate la clara de huevo para que crezca y se abulte y forme espumarajos.
  • La fuente tenía una orla de rodajas de huevo cocido, y sobre la capa amarillenta que cubría el apetitoso animal, tres filas de aceitunas y alcaparras marcaban el contorno del lomo y la espina.
  • Durante tres días, la historia aquella del huevo crudo, la mujer seducida y la familia de insensatos que se amansaban con orgías, quedó completamente olvidada o perdida en un laberinto de máquinas ruidosas y ahumadas, o en el triquitraque de los telares.
  • Y por más que el abate Delille la recomiende, me parece, por ejemplo, de mal gusto la costumbre de aplastar en el plato la cáscara de un huevo pasado por agua, costumbre calificada ya por el vizconde de Marenne, en su libro sobre la Elegancia, publicado hace años, de absurda y ridícula.